Ya sabiendo que va para afuera, el Alcade Arenero de Ilopango, Adán Perdomo, ha desprestigiado e insultado a los habitantes de ese Municipio. A su pensar el pueblo lo traicionó, pero todos sabemos que fue el quien traicionó al pueblo, nunca hizo nada por ni para ellos.

Perdomo refleja en sus redes sociales que el pueblo mordió la mano de quien le dió de comer, osea la de él. También asegura que algún día necesitarán de él.