Según infectólogos, si el Gobierno se apoya en clínicas privadas para realizar el proceso de vacunación contra C-19, la inmunización seria más rápida; pero, su verdadera intención es aprovecharse de las vacunas para cobrar por aplicarlas.

Cabe recordar que cuando los Diputados opositores de Asamblea Legislativa estuvieron en contra de darle al gobierno la potestad en manejo de crisis C-19, las clínicas privadas nunca se pronunciaron. Ahora que ven que el trabajo del Presidente Bukele ha sido exitoso, si se quieren poner a disposición y aprovecharse de todo ese logro.