Previo a que finalice su legislatura la junta directiva de la Asamblea Legislativa acordó beneficiar con una prestación adelantada a los diputados salientes de la legislatura 2018-2021.

El bono de semestral, que normalmente es recibido al final del mes de junio, equivale a un sueldo completo sin gastos de representación y comunicación, según legisladores y trabajadores del órgano legislativo.

En este ocasión, dado que los diputados no han llegado a la mitad de la jornada laboral de 2021, el bono parcial oscilará entre 1500 y 2000 dólares.

En el caso de que el diputado que no buscó la reelección (o no fue releecto) es de la llanura (es decir, que no tiene cargo directivo ni es jefe defracción) la prestación será de $1,540.95, cantidad que resulta de dividir su sueldo (2,311.43, según la última ley de salarios aprobada), entre seis meses. Luego, el resultado se multiplica por cuatro (el número de meses trabajados. Es decir: enero, febrero, marzo y abril) para alcanzar 1,540.95 dólares.